D gray man No Sora
¡¡Bienvenid@ Invitad@ a D gray Man No Sora, si aun no te registras que esperas se parte de nuestra comunidad!!

Revy Yang

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Revy Yang

Mensaje por Uchiha Kodoku el Vie 11 Abr - 21:44

• Nombre del personaje

Revy Yang

•Edad del personaje
20

• Fecha de nacimiento sin incluir año
20 Junio

• Peso
50

• Altura
1'70

• Descripción Física

Revy Yang "Two Hands":


Una mujer joven, con un curioso tatuaje sobre su brazo derecho, el cual la ha salvado muchas veces de una forma extraña. Su cabellera larga es granate intenso, y está a menudo recogida en una cola de caballo, y se le suelta a veces cuando pelea. Usa como calzado del uniforme unas botas deportivas con rebordes plateados, conjuntada con unos pantalones cortos negros o vaqueros, con cadenas platinadas, una polera negra con una gabardina larga negra con rebordes plateados con el emblema de la Orden en el lado izquierdo, usando una versión más corta cuando hace calor. Un par de guantes negros sin dorso ni falanges protegen las manos de la chica, asimismo con rebordes blancos y plateados. Sus ojos son de un marrón intenso en la cual se proyecta un vacío en el mundo inspirando una mirada vacía, profunda, de desdén. Sobre una ajustada camiseta o la misma gabardina se hallan dos correas que enfundan unas pistolas plateadas de medio-alto calibre, que son su Inocencia.


Cabe destacar un tatuaje que recorre desde la nuca hasta el codo derecho, que la ha salvado numerosas veces de una forma extraña.

• Descripción psicológica

Se le reconoce por ser una persona irreverente, muy ruda, poco femenina, borde, rebelde, provocadora, desvergonzada. Le gusta su trabajo, disparar y matar a quién le ordenan por un precio, preferiblemente Akuma. Es una chica valiente y un poco suicida. Una de las mejores asesinas a sueldo, y de las mejores que se podrían contratar.


Es un poco cruel con los demás y sabe actuar en consecuencia. Revy es muy competitiva, se aburre con facilidad, y se enfada aún con mayor rapidez. Aunque es muy atractiva, tiene tantos rasgos de personalidad que la convierten un una pareja nada deseable (aunque eso puede cambiar si bien la chica así lo desea y poco a poco). Al contrario que muchos imbéciles, no considera la diplomacia como una opción, prefiriendo el uso de la fuerza bruta y la coacción para conseguir lo que se propone. Revy mata sin remordimientos, disfrutando con cada muerte que provoca. Posee un extraño tatuaje en el brazo derecho, que la ha salvado muchas veces y de manera extraña.



En las reuniones, comidas o cuando le evocan para una misión, siempre se mantiene en un obstinado silencio, acatando las órdenes a rajatabla. Le gusta el tempura, té, vino, fumar, el sake (y otras bebidas alcohólicas, y las cuales son sus únicas debilidades) meditar y entrenarse duramente.



Le gustan mucho las ropas escotadas y los pantalones cortos. Le gusta fumar, las bebidas alcohólicas, entrenar, matar, torturar y los paseos nocturnos. De gustos culinarios, su paladar no es muy fino, se puede conformar con cualquier cosa. Le gusta la música Heavy y el Rock, así como torturar a sus víctimas antes de que éstas den su último suspiro. Le gustan además los retos, los que suponen un verdadero riesgo, por lo que dicen que es un poco suicida.



Le disgusta que la hagan esperar demasiado rato, la gente que no sabe hacer bien su trabajo, así como los blandengues o "nenazas", como ella misma se refiere a la gente que holgazanea cuando tiene trabajo que hacer, ante lo cual no dudará en intervenir si fuese necesario. Tampoco le agradan los hombres inútiles.



Sus únicas debilidades son el alcohol y el tabaco.



Atributos:


• Inteligencia:-
80

• Resistencia:-
120

• Fuerza:-
120

• Velocidad:-
100

• Poder:-
80

• Sincronización con la inocencia
70%


• Historia del personaje


Nacida en Nueva York, EE.UU, teniendo descendencia chino-americana, en un barrio de muy bajo nivel económico. Se conoce que su madre murió después de dar a luz a Revy o después de sufrir una grave enfermedad, y su padre se cree que por un asesinato que Revy no cometería en ese entonces, de bebedor y abusador con la niña, por lo que tuvo que ingresar en un orfanato, donde destacó por estar siempre sola y ser "un bicho raro", pues se portaba siempre mal, efecto de su soledad. De pequeña se tuvo que arreglarlas y se dedicaba a robar a gente y asesinar por diversión.



Fue a la tierna edad de 10 años cuando se compró por subasta sus pistolas, y por entonces tenía buena mano para hacer "compras" escuchando las palabras del tendero, que decían que eran una antigua reliquia que nadie deseaba comprar por aquél entonces, y sin saber que éstas poseían Inocencia, por lo que se disparaban solas a veces, aunque Revy se divertía sádicamente al matar, como es habitual, y por cuyo apodo se hubiese ganado poco a poco el apodo de "Dos Manos", al saber disparar con dos armas gemelas, yendo con un tutor legal que arreglaría sus papeles al ser buen amigo de la familia y agente fiscal, además quien le enseñaría los trucos de su estilo de lucha. 



Fue criada en la metrópolis de Nueva York, donde pasó algún tiempo de su juventud como asesina y ladrona, "profesiones" que la convertirían en una de las más buscadas del barrio de Roananpur, un barrio Tailandés donde la ley no tenía orden sobre donde vivía por aquel entonces, y donde se fue a vivir colándose en un barco de traficantes.



Reclutada por el General Cross cuando éste descubrió que era compatible con la Inocencia, al cumplir ella los 17 años. No posee muchos recuerdos de su niñez. Robaba por subsistencia y asesinaba por diversión, y con ello conseguía grandes cantidades de dinero, lo que seguía haciendo en tres años de aprendizaje para lograr controlar su Inocencia, y era la única capaz de saldar las deudas de su maestro cuando éste huía de las mismas.



El suceso tuvo lugar cuando Revy contaba con unos 17 años.



Era una tarde soleada, aunque llena de tensión, como si la atmósfera abordase algo malo, y según decían los estadounidenses residentes, desde hacía poco comenzaron a aparecer unas extrañas criaturas que asesinaban a todo el que venía. Pero no le importaba demasiado a la joven, que estaba huyendo de la ley de Rongapur hacia un penoso apartamento en donde vivía tras haber asesinado a su padre. Sus vacíos ojos negros recorrieron la desordenada y pobre estancia, que estaba instalada en un bajo, con unas bolsas de alimentos y dinero conseguido de los últimos robos y asesinatos, y se daba cuenta de la situación que Rungapur estaba pasando aquellos días. Durante unos largos tres meses estuvo sin mucha comida hasta que ese día, llegó, pese a las gentes sentían miedo, ella también lo sentía, aunque muy dentro suya, pues las criaturas estaba saqueando más y más los mercados, las grandes viviendas del pueblo.. y ni siquiera las autoridades podían contra esos seres.



Fue una tormentosa noche de comienzos de Mayo, cuando un hombre de salvajes y lisos cabellos rojizos, vestido de negro y dorado, y equipado con un gran revolver y un gran sombrero a conjunto con su uniforme, se alojaba en el pueblo para estar al tanto e investigar el caso. Fue justo cuando Revy estaba escondida en un armario, pues los seres que atacaban se dirigían hacia el barrio donde ella vivía, y por si acaso, desenfundó una de sus pistolas, que el año anterior había modificado desde las Beretta 92, aunque no creía que iba a hacerles nada. Ya estaban entrando, destrozando todo cuanto veían, y entonces se dio cuenta de porqué la gente se asustaba tanto: aquellas ojeras, aquella expresión, aquella estrella pentagonal inversa en la frente, fue lo que abrió a Revy los ojos más de lo normal, pues desconocía lo que eran, aunque serían capaces de matar. 



¡Mierda, y más mierda! Tenía que correr hasta lo más seguro que veían sus ojos vacíos, antes de que esas cosas la alcanzaran. Podía ver sus cañones y por verlos traía un enorme temor, pues ese tipo era de alto calibre, según creía. 



Fue justo cuando Revy estaba escondida en un armario, pues los seres que atacaban se dirigían hacia el pueblo donde ella vivía, y por si acaso, desenfundó una de sus pistolas, que el año anterior había modificado desde las Beretta 92, aunque no creía que iba a hacerles nada. Parecían tener una coraza metálica. Ya estaban entrando, destrozando todo cuanto veían, y entonces se dio cuenta de porqué la gente se asustaba tanto: aquellas ojeras, aquella expresión, aquella estrella pentagonal inversa en la frente, fue lo que abrió a la muchacha los ojos más de lo normal, pues desconocía lo que eran, aunque serían capaces de matar. Ventanas y puertas rotas, todo por los suelos, muebles destrozados. No le quedaba otra salida. ¿Cómo podría ser que ella sintiese miedo si jamás lo había experimentado? ¿Quizás era una máscara que se había quebrado en ese momento?



Entonces ocurrió. Cuando la criatura ovalada iba a disparar una especie de proyectiles violáceos cuando por fin una bala salía de su cañón. La joven cerró los ojos, encogida, y cuando entreabrió uno de sus negros ojos vio ante ella a ese hombre de respetable poder, y de porte imponente, asentado sobre el alféizar, quebraba la bala de la criatura con otra de las suyas y lo mandaba, literalmente, a "hacer puñetas". Revy miró en dirección a la criatura, la cual estaba hecha pedazos, al igual que el pobre apartamento debido al ataque. 



-Ésto se cae a pedazos...-comentó la varonil voz del imponente hombre con descaro y desdén, ante lo que la pelicaoba se retiró unos cristales que tenía encima del liso pelo, arrastrando las palabras con desprecio. - ¿Quieres ser una Exorcista?- Quiso saber, de sopetón, sin que a la muchacha le diese tiempo a reaccionar y mientras se estaba levantando de donde estaba, mas su tono de voz era tranquilo, pero imponía dureza y poder.



¿Exor..qué? ¿Qué era éso? Y era verdad que todo ese lugar se estaba cayendo de lo viejo que estaba, y el hombretón parecía tener idea, pero antes se paró a pensar en el enorme poder que desprendía el hombre al derribar y explotar a esa criatura ovalada. Una vez que ambos estuvieron fuera de la destrozada estancia, la cual se había caído a pedazos, la joven miró al altanero hombre que había, literalmente, "salvado su vida", y el cual le llevó a una taberna que había a las afueras del pueblo, para poder explicárselo todo con tranquilidad.



A su paso, lo que habían dejado esas criaturas sólo eran las ropas de las gentes que habían matado, de sus pieles sólo quedaban cenizas. Un callejón fue puesto ante sus ojos, ante el ocaso vespertino entre varias callejuelas con casas y edificios destrozados por el ataque, un paraje desolado y caótico, más bien, aunque bien acompañado de una posada a medio nivel y una mugrienta taberna. Si Exorcista significaba acabar con todas aquellas criaturas, haría lo posible, aunque ahí tenían precio a su cabeza.



- Dime, ¿cuál es tu nombre? - Quiso saber antes de nada.



- Revy.- Contestó ella, desconcertada de lo que veía.



Finalmente cruzaron un camino a la derecha, en cuyo final estaban los pastos secos¿o eran cenizas lo que emergía de los campos?. Cruzaron la entrada de una taberna que parecía vieja y olía bastante a alcohol. Parecía ser que sólo el recepcionista habitaba en ese mugriento lugar tan apagado, aunque no le importaba con tal de hablar con tranquilidad. El tabernero no era más viejo que ese hombre, quien pidió un buen vino y la joven pidió una cerveza, desde la mugrienta mesa en donde se sentaron.



- Bien, Parece que antes estabas desconcertada, así que te lo explicaré. En primer lugar, soy el General Cross Marian, de la Orden Oscura..- Inició el intimidante hombre, ante lo que Revy trataba de permanecer atenta a las explicaciones, en tanto el cantinero servía las bebidas y la chica sacaba un cigarro de debajo de sus ropajes y lo encendía. En fin.. el alcohol y el tabaco eran su principal debilidad.. El General le contó quién era, en qué consistía ser un Exorcista y cosas sobre la Orden Oscura. No podía revelarle cosas sobre la Inocencia, pues no estaban en un lugar apropiado, en primer lugar. Aunque supondría que esa Orden no era un lugar cómodo para el pelirrojo, Revy seguiría escuchando.



Así que matar a esos enclenques... aunque sin módico precio. Bueno, podría ser interesante..



- Interesante.- Contestó ella de buen grado, pues le interesaba esa idea, además quería alejarse de toda esa mierda en donde vivía. Tendría que decir adiós a lo que conocía.- Ya es suficiente de vivir entre tanta mierda.- habló ella rudamente, lo que el hombre rió. 



Durante tres largos años estuvo aprendiendo el "oficio", y aunque las deudas del General Cross no eran para nada nimias, Revy se las estuvo ingeniando para pagar todas y cada una al hacer un viaje alrededor del mundo. Aún así cada entrenamiento era duro, las enseñanzas del General eran valiosas, por ejemplo la utilidad de su Arma Antiakuma o la misma gabardina reglamentaria que se usaba.



Meses después de su ingreso, conocería en Francia al pelirrojo Castiel Leroux, rebelde, orgulloso y rockero por naturaleza, algo que le confiaba bastante a Revy


• Imagen de la Inocencia

Do~ūmu no hantei :



• Habilidad de la inocencia

Su principal habilidad radica en el control de las balas para distintos efectos, ofensivos y defensivos, creando una especie de ondas de choque con las balas, dándole a la usuaria una mayor precisión y efectividad.

• Forma de la inocencia

Son unas Sword 9mm Cutlass modificadas por la misma Revy desde unas Beretta 92, de medio-alto calibre, cuyas balas, aunque vacías y de recubrimiento de acero, así como al leve retroceso que pueden causar, pueden atravesar el hormigón creando orificios de entrada y salida. Son plateadas, con adornos negros y rojizos carmesí y con la inscripción "Sword Cutlass" y por el otro lado el nombre de la Inocencia, Do~ūmu no hantei (ドゥームの判定, Juicio de la Perdición).

Cuando se activa la Inocencia, de cada uno de los brazos de las pistolas nace una plateada cadena con adornos en negro y rojizo, uniéndose entre sí mediante un adorno similar al estandarte de la Orden Negra, dándole la capacidad de disparar balas de Inocencia interminables a placer, pues al parecer la Inocencia se encuentra en el cargador de balas, las cuales salen de los cañones con una fuerza y precisión nada normales. Las balas son de acero, huecas y un poco más grandes que las normales. Gracias al medio-alto calibre de las Sword 9mm Cutlass puede atravesar el hormigón y crear orificios de entrada y salida, pese al retroceso que cause cuando se apriete el gatillo debido a lo estrecho que es el cañón.



Habilidades:


Nivel 1 ( máximo 3 ataques )

Corto-medio alcance.

- Daburu Shotto ( - ダブルショット, Doble Disparo): Consiste en que, tras un leve brillo nacarado en las dos pistolas, se disparen cuatro balas de Inocencia con ambas pistolas, que poseen un efecto mayor que el de las balas disparadas normales.


Nivel 2 (Máximo 3 ataques)
Corto-medio alcance

En este nivel el poder aumenta y las pistolas se adornan con motivos granates y rojos, como si fuera una hiedra que viaja desde la empuñadura hasta medio cañón de las mismas pistolas, y la apariencia de los cañones es más efectivo y mortífero.

- Bram Blazer. (buramu bureizaa, Disparo de Bram)- Una versátil técnica de ataque, aunque requiere tiempo de preparación de 15 minutos. Después de que una o ambas pistolas brillen un poco más en una luz nacarada que el primer nivel, este ataque dispara una bala que crea una especie de onda de choque directamente al objetivo, aunque es un disparo más potente que las normales. Puede usarse con una o con las dos pistolas a la vez.

- Forcefield (Campo de Fuerza).- Durante un periodo de 30 minutos es capaz de crear un escudo de una altura de un humano promedio, sólo disparando cuatro balas desde una o las dos pistolas, para que las Balas de Sangre colisionen con las balas de las Inocencia, la cual crea este escudo para proteger a la usuaria.



Nivel 3 (maximo 3 ataques)

La presentación máxima al forzar al 100% la sincronía con la Inocencia. Su aspecto cambia a unas grandes pistolas más adornadas con motivos calavéricos y una especie de aros distribuidos por los cañones y un periscopio para mejor visión hacia el enemigo. Con mayor calidad y calibre, las cadenas que sujetan los brazos de las mismas se llenan de pequeños amuletos plateados, para así aumentar la velocidad, fuerza y precisión utilizadas en el ataque. 

- Shirubābarettorein, Nagareboshi (シルバーバレットレイン 流れ星, Lluvia de la Bala Plateada, Estrella Fugaz)- Requiriendo un tiempo de preparación de una hora, las pistolas se apunta y disparan hacia arriba, creando una lluvia plateada de Balas que parecen estrellas fugaces, cayendo sobre el enemigo como meteoritos, causando un gran daño en el enemigo.

- Devil's Dance (Danza del Diablo)- Otro de los ataques definitivos de esta Inocencia, que, al igual que el ataque anterior, requiere una hora de preparación. Mientras las pistolas brillan de un intenso color nacarado, Laila se va moviendo como si danzando se tratase, disparando balas de ambas pistolas creando fuertes ondas de choque debido a la fuerza ejercida, causando en el enemigo graves daños.


Penalización:


El disparo de tal calibre y poder parece requerir un gran esfuerzo por parte de la joven, llegando a perder ésta el aliento una vez que ha efectuado su ataque. Sólo puede utilizar este poder una vez cada tres días, además pierde durante un tiempo la sincronía con su Inocencia, y sus brazos aparecen como quemados de primer y segundo grado, como su estuviesen expuestos a altas temperaturas.





Imagen del punto critico


Punto Crítico (pistolas gemelas):


Magia (Otras capacidades):
Revy, debido a los años de entrenamiento con el General Cross, y considerando el hecho que ella cumplía cada una de las deudas de su maestro, es una aventajada Maga Negra/Arcana, que aprendió todo de su maestro, el General Cross, y gracias a ellos mantiene cierta sincronización con el Grave of Maria (50 o 60% al máximo con esta Inocencia). Los hechizos que utiliza siempre son los listados abajo:

On Abata Ura Masarakato On-Gataru - Para activar un poderoso artefacto, o mantener sellado por un periodo de tiempo que Revy quiera artefactos tenebrosos. Con este hechizo es ciertamente compatible con la Grave Of María, la segunda Arma antiakuma del General Cross (y puede que, una vez desaparecido y desprovisto de sus Armas Antiakuma, le "pase" los poderes de María a Revy), con la que puede convocarla por un tiempo determinado.

- On Abata Masarakato Kikero Baru - Para romper poderosos artefactos tenebrosos, como el Huevo de Akuma o fuentes de energía oscuras.
avatar
Uchiha Kodoku
Exorcista

Mensajes : 101
Puntos : 28633
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 17/02/2010
Edad : 30
Localización : En donde menos te lo esperes.

Ver perfil de usuario http://dgraymansrol.forophpbb.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.